Gracias por suscribirte! 🎉

Gracias 🎉por suscribirte!

Revisa tu bandeja de entrada para ver nuestra newsletter mensual

Subscríbete a nuestra newsletter 😊

Metodología ágil o de cascada: ¿Qué tipo de gestor eres?

Metodología ágil o de cascada: ¿Qué tipo de gestor eres?

Todos en monday.com

¿Cuál es la mejor metodología para la gestión de proyectos: ágil o cascada?

Esta difícil pregunta no tiene una sola respuesta. La respuesta puede depender de tu estilo de gestión y de lo que necesites de un enfoque de gestión.

La metodología ágil es eficiente y flexible con suficiente ambigüedad para hacer cambios en un proyecto sin importar cuán avanzado esté. La metodología de cascada es nítida y estructurada, define cada paso de principio a fin. 

La elección entre la metodología ágil y la de cascada dependerá de tu equipo y tu proyecto. Analicemos los detalles de cada metodología y veamos algunas pautas que hay que tener en cuenta para elegir entre las dos. 

¿Qué son las metodologías? 

Una metodología de gestión de proyectos es un sistema de procesos que guían un proyecto de principio a fin.

Las metodologías mantienen a los equipos encaminados y establecen las reglas básicas para planificar, iniciar y trabajar en un proyecto. 

Las metodologías poseen diferentes características, algunas son detalladas y rígidas, mientras que otras son ligeras y flexibles.

La metodología ágil y la de cascada son dos metodologías populares que se pueden utilizar mientras se trabaja con un sistema operativo de trabajo.

¿Qué es la metodología ágil?

La metodología ágil es una metodología colaborativa de gestión de proyectos que desglosa los proyectos más grandes en pequeñas tareas que los equipos abordan conjuntamente.

En este tipo de metodología se valoran la flexibilidad y la colaboración entre equipos, y se libera a los equipos de la estructura del paso a paso de los métodos lineales para adaptar un proyecto a medida que avanza. 

La gestión ágil de proyectos trabaja en iteraciones o sprints. Cada iteración es un elemento a entregar pequeño con una fecha límite corta, por lo general de 1 a 3 semanas, en la que un equipo se centra y completa. Luego de la entrega, se recibe una devolución. A partir de los comentarios recibidos, el equipo adapta el proyecto en consecuencia a medida que trabaja en cada sprint. 

¿Qué significa realmente el proceso ágil?

La gestión ágil de proyectos sigue 12 principios que ayudan a los equipos a satisfacer a sus clientes y a mantener sus proyectos encaminados. 

El proceso ágil se ve así:

  1. Ofrecer productos que funcionen con frecuencia y de manera consistente con la satisfacción del cliente como la prioridad más alta
  2. Aceptar cambios y adaptar en consecuencia  para beneficiar al cliente, sin importar en qué punto del cronograma del proyecto te encuentres
  3. Entregar proyectos más pequeños, que funcionan con una preferencia por un plazo más corto
  4. Colaborar a lo largo de todo el proceso, entre los desarrolladores, los gestores y las partes interesadas
  5. Crear proyectos con personas motivadas que brindan apoyo, confianza y el entorno adecuado
  6. Tener conversaciones cara a cara, o virtuales, para pasar información al equipo de desarrollo
  7. Analizar el proyecto de trabajo final para medir el éxito de un proyecto
  8. Fomentar el desarrollo sostenible solicitando que todo aquel que toque un proyecto se mantenga a un ritmo constante
  9. Prestar atención constante al buen diseño
  10. Mantener todo simple
  11. Los equipos autoorganizados crean los mejores diseños, requisitos y arquitecturas
  12. Los equipos deben reflexionar sobre su progreso y cómo pueden ser más productivos, y luego adaptarse en consecuencia

¿Qué es el método de la cascada?

El método de la cascada se originó en 1970 cuando el Dr. Winston Royce lo detalló como una solución para grandes proyectos de desarrollo de software. El concepto se basa en la idea de que los proyectos se componen de pasos que se suceden uno tras otro. Cuando pones todos tus proyectos en orden, se suceden como una cascada, de ahí el nombre. 

Normalmente, el método de la cascada se divide en cinco pasos:

En la metodología de la cascada, se debe completar un paso antes de pasar al siguiente.

Este método tiende a ser más detallado y rígido, y está diseñado para que los equipos se muevan de una tarea a otra sin mirar atrás. En ocasiones, esto puede causar problemas a futuro si los objetivos y las tareas no están claros antes de empezar. 

Pero la gestión de los proyectos con la metodología de la cascada está comprobada y funciona. Visualiza cada paso de un proyecto de una manera fácil de seguir y lógica. 

¿Cuándo deberías usar la metodología de la cascada o la ágil?

Cuando llegue el momento de sentar las bases de un proyecto exitoso, tendrás que confrontar las dos metodologías. 

Pero, ¿cuándo debes usar la metodología de la cascada y cuándo la ágil?

Estas son algunas pautas que debes tener en cuenta antes de elegir una metodología. 

Cuándo usar la metodología ágil

La metodología ágil es más adecuada para proyectos que no tienen un alcance claramente definido y en los que podrías enfrentar obstáculos que requieren cambios rápidos durante el proceso. La metodología ágil es naturalmente iterativa, se adapta en función de los comentarios de los clientes y las partes interesadas a lo largo del proyecto. Requiere un equipo de individuos con iniciativa que colaboren y se adapten sin perder el ritmo. 

Cuándo usar la metodología de la cascada

La metodología de la cascada es más adecuada para los proyectos que tienen un alcance claro y completo antes de que el proyecto comience. Si conoces todos los pasos que un proyecto tendrá que atravesar para completarse y sabes que el riesgo de cambio de alcance es bajo, el método de la cascada se convierte en una forma increíblemente eficiente de completar un proyecto. Se requiere un equipo en el que cada miembro entienda su rol y cumpla con todos los requisitos antes de pasar a la siguiente etapa de desarrollo. 

Cómo usar la metodología ágil con monday.com

La metodología ágil y monday.com son una combinación perfecta: puedes crear listas de tareas flexibles para organizar todo lo que tiene que suceder en un solo lugar, y luego asignarle a cada tarea un propietario y un nivel de prioridad. 

A medida que planeas cada uno de los sprints de tres semanas, puedes mover las tareas que quieres priorizar a un tablero de sprints nuevo y asignar propietarios a cada elemento. Tener un tablero separado para cada sprint permite a las personas que trabajan en esas tareas particulares colaborar y ver cuánto se está progresando. Tu objetivo es que todo lo que está en tu tablero de sprint de monday.com esté en verde al final de tu sprint. Una vez que terminas, mueves el sprint al final de tu proyecto y preparas tu próxima iteración. 

Para facilitarte el proceso, hemos creado varias plantillas que puedes usar en tu cuenta de monday.com. 

Cómo usar la metodología de la cascada con monday.com

Llevar a cabo un proyecto usando la metodología de la cascada con monday.com es igual de fácil. Para eso, también tenemos una plantilla.

Primero, debes crear grupos para cada paso en el método de la cascada y luego agregar tus tareas. Asigna cada tarea a un miembro del equipo y establece una fecha de vencimiento y un estado. Cuando estés listo para configurar tu cascada, puedes usar el cronograma para visualizar el marco de tiempo para cada tarea y grupo de tareas para saber que todas tus elementos están en el orden correcto. También puedes establecer hitos y dependencias de tareas para asegurarte de que todos están en sintonía y encaminados. 

El objetivo de tu proyecto con la metodología de la cascada es que todas las tareas cambien a verde en monday.com, en orden, en el cronograma hasta llegar a la meta.

Ágil o cascada: elige la metodología adecuada para tu proyecto

Decidir entre la metodología de la cascada y la ágil no tiene que ser una decisión difícil. Cuando cuentas con la plataforma de gestión de proyectos adaptable de monday.com, puedes seleccionar e implementar la metodología de gestión de proyectos que te ayude a cumplir tus objetivos. 

Cuando compares ambas metodologías, consulta las plantillas que hemos creado para ambas para ver cuál tiene más sentido para tu proyecto. 

Obtén tu plantilla para metodología ágil:

Agile methodology template

O nuestra plantilla para metodología de la cascada:

Waterfall methodology template

 

¿No puedes registrarte? Contáctanos. Estamos disponibles las 24/7.